acne y embarazo

Acné y Embarazo

¿Cuál es el mejor tratamiento para una mujer embarazada con acné?

Una mujer embarazada con acné puede recibir tratamiento a base de medidas generales y medicamentos seguros para el bebé

El acné durante el embarazo se debe a una sobreproducción de sebo la cual se manifiesta cuando algunas hormonas se ponen a trabajar a toda marcha.

 

El tratamiento del acné durante el embarazo, comienza con las siguientes medidas generales:

  • Limpia las áreas afectadas  con un sustituto del jabón. Usa el pulpejo de tus dedos para lavar tu rostro con un jabón suave y agua tibia en la mañana y en la noche.  No use exfoliantes, astringentes ni máscarillas, pues estas tienden a irritar aun más la piel afectada y empeora el acné. El lavado excesivo o el uso de jabones tradicionales también pueden irritar la piel.
  • Lava tu cabello a diario. Si tienes acné cerca de la línea de implantación capilar, lávalo con champú habitualmente.
  • No te toques o pellizques los granos. Hacer esto puede infectar las lesiones, retardar la curación y dejar cicatrices.
  • Evita los irritantes. No uses protectores solares, productos capilares o correctores de acné que sean aceitosos o grasos. Es mejor usar productos hechos a base de agua conocidos como “no comedogénicos”, lo que significa que son menos propensos a causar acné.
  • Ten cuidado con lo que toca tu piel. Mantén tu pelo limpio y lejos de tu rostro. También evita tocarlo con frecuencia con el celular. Usar ropa ajustada, sombreros o gorras también pueden ser un problema, especialmente si sudas. La transpiración y la seborrea pueden desencadenar brotes de acné o empeorarlo.

En cuanto a los medicamentos para pacientes embarazadas con acné vulgar debemos siempre considerar el riesgo de efectos perjudiciales en el feto. Las fármacos de uso cotidiano contraindicados en el embarazo o en aquellas pacientes que intentan quedar embarazadas son la isotretinoína oral y tazaroteno tópico , ya que estos retinoides se clasifican como medicamentos de categoría X para el embarazo.

Si se desea un tratamiento para el acné, las opciones razonables incluyen eritromicina tópica u oral , clindamicina tópica y ácido azelaico tópico , que son medicamentos de clase B para el embarazo. El peróxido de benzoílo y el ácido salicílico se clasifican en la clase C del embarazo. Algunos expertos consideran que el uso de peróxido de benzoílo en áreas limitadas de la piel durante el embarazo es seguro.

Al igual que las tetraciclinas orales, no se recomienda el uso de minociclina tópica durante el embarazo. Tampoco hay datos suficientes para sacar conclusiones sobre la seguridad de  la dapsona tópica durante el embarazo; por lo tanto, normalmente evitamos el uso de estas terapias.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email

Temas Relacionados

Abrir chat