COVID-Y-ALOPECIA
DR. VÍCTOR PINOS

DR. VÍCTOR PINOS

Dermatólogo Especialista en Tricología

COVID 19 y Pérdida de Cabello

Muchos pacientes desarrollan una pérdida de cabello importante luego de recuperarse de COVID-19.

Dos o tres meses después de superar el COVID-19, muchos pacientes experimentan pérdida de su cabello en grandes cantidades.

Si hemos aprendido algo de la pandemia de coronavirus, es que debemos esperar lo inesperado. Sin embargo, la pérdida de cabello es algo que experimentan muchas personas y no debe ser algo que nos sorprenda demasiado.

Les explico por qué:

Después de una una enfermedad febril la caída del cabello puede ser normal y transitoria

La fiebre es un síntoma común de COVID-19. Unos meses después de tener fiebre alta o recuperarse de una enfermedad, muchas personas experimentan una pérdida de cabello importante.

Si bien muchas personas piensan en esto como una pérdida de pelo permanente, en realidad se trata de una muda del cabello. El nombre médico de este tipo de alopecia es efluvio telógeno . Ocurre cuando más pelos de lo normal entran al mismo tiempo a la fase de desprendimiento (telógeno) del cabello. Una enfermedad grave puede obligar a que más cabellos entren en esta fase de caída.

La mayoría de los pacientes  sufren de una caída notable de cabello, la cual se manifiesta dos o tres meses después de padecer una enfermedad. Pueden salir mechones enteros al ducharse o cepillarse el cabello. Esta caída de pelo puede durar de seis a nueve meses antes de que se detenga. La mayoría de las personas ven que su cabello poco a poco comienza a verse normal nuevamente y deja de caerse de forma exagerada.

El efluvio telógeno provoca una caída de cabello que puede ser alarmante 

El efluvio telógeno provoca una caída importante de cabello; sin embargo, no debe acompañarse de ningún otro síntoma. Si tiene sarpullido, picazón o ardor en el cuero cabelludo , es probable que algo diferente al efluvio telógeno esté causando la pérdida de cabello, por lo que sería recomendable visitar un dermatólogo.

El estrés puede provocar la caída temporal del cabello

Incluso si nunca presentó COVID-19, es posible que experimente caída del cabello. El estrés emocional también puede forzar a que más pelos de lo normal pasen a la fase de caída. ¿Y quién no se siente más estresado y ansioso durante la pandemia?

Como ya lo mencioné, la caída del cabello comienza aproximadamente dos o tres meses después de que comienza el estrés.

Si bien ver como se te cae el cabello en mechones puede aumentar tu estrés, es importante tratar de eliminarlo. Solo cuando el estrés cesa, la caída excesiva del cabello se detiene.

El cabello tiende a volver a la normalidad por sí solo

Cuando la causa de la caída del cabello se debe a fiebre, enfermedad o estrés, el cabello tiende a volver a la normalidad por sí solo. Solo tienes que darle tiempo. A medida que tu cabello vuelva a crecer, notarás pelos cortos que tienen la misma longitud en la línea del cabello. La mayoría de las personas ven que su cabello recupera su plenitud normal en un plazo de seis a nueve meses.

Si sospecha que su pérdida de cabello es causada por algo más que efluvio telógeno por estrés o fiebre, hable con un experto en pérdida de cabello, es decir un dermatólogo, ya que existen más de 100 tipos de alopecia.

Existen varias investigaciones sobre este tema, les comparto un artículo reciente publicado por dermatólogos españoles.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Abrir chat