FOLICULITIS DECALVANTE

foliculitis decalvante

Foliculitis Decalvante

La foliculitis decalvante  es una alopecia cicatricial crónica infrecuente que se presenta en pacientes adultos especialmente en varones.  Se manifiesta típicamente como un parche de alopecia en expansión acompañada de pústulas (granitos con pus) en la periferia del cuero cabelludo.

Causas

La patogenia de la foliculitis decalvante no se comprende bien. Aunque una bacteria llamada Staphylococcus aureus se encuentra a menudo en cultivos tomados de sitios afectados. Sin embargo, el trastorno no parece ser simplemente una infección bacteriana crónica. Una teoría sugiere que la respuesta inflamatoria generada  por las bacterias desencadanaría una respuesta inmunológica exagerada que terminaría destruyendo los folículos pilosos de forma permanente. 

Síntomas

Las manifestaciones clínicas típicas de la  foliculitis decalvante activa son:

  1. Una o más áreas confluentes de áreas cicatriciales sin cabello en el cuero cabelludo.
  2. Múltiples pústulas (granos con pus) en el cuero cabelludo, particularmente en la periferia de las áreas calvas.
  3. Otros hallazgos físicos de la enfermedad activa incluyen pápulas foliculares (granos sin pus) inflamadas o con costras
  4. Pelos en mechones o en penacho (varios pelos emergiendo del mismo orificio folicular).

Los pacientes con foliculitis decalvante inactiva o parcialmente tratada pueden carecer de pústulas y pueden presentar solo alopecia cicatricial y enrojecimiento o descamación perifolicular, una presentación que puede ser difícil de distinguir de otras alopecias cicatriciales. El diagnóstico  se confirma mediante la correlación de los hallazgos clínicos con los resutados de una biopsia de cuero cabelludo

Diagnóstico

El diagnóstico  de folicultis decalvante puede realizarse mediante la inspección visual de las lesiones  y con la ayuda de un tricoscopio digital . En algunos pacientes es necesario llevar a cabo algunas pruebas como cultivos o una biopsia cutánea. 

Cuando hay cicatrices y muchas pústulas, la foliculitis decalvante debe diferenciarse de otras alopecias cicatriciales primarias que cursan con pústulas, como la celulitis disecante del cuero cabelludo, acné queloide de la nuca y dermatosis pustulosa erosiva del cuero cabelludo. Un dermatólogo experimentado en tricología suele distinguir fácilmente la foliculitis decalvante de estos diagnósticos. La tiña de la cabeza, una infección por hongos ocasionalmente pustulosa que puede resultar en alopecia secundaria, también debe incluirse en el diagnóstico diferencial

Tratamiento

Todos los pacientes con foliculitis decalvante activa deben recibir tratamiento, ya que la enfermedad destruye los folículos pilosos y provoca la caída permanente del cabello. El tratamiento exitoso reduce los síntomas, detiene el proceso inflamatorio y previene la pérdida de pelo adicional. Sin embargo, es necesario saber que no existe hasta el momento ningún tratamiento curativo

¿ Quién debe recibir tratamiento?

El  tratamiento es más beneficioso para los pacientes con enfermedad activa. La foliculitis decalvante activa se manifiesta con pústulas, costras, eritema, síntomas de prurito o dolor, cicatrización progresiva o caída permanente del cabello. Es poco probable que los pacientes con enfermedad en etapa terminal, en los que no hay signos de enfermedad activa, se beneficien del tratamiento.

Expectativas Reales  

Proporcionar a los pacientes expectativas realistas es una parte importante del tratamiento del paciente. Informamos a todos los pacientes de la respuesta variable al tratamiento y la posibilidad de recaída. Además, explicamos que, aunque un tratamiento exitoso puede prevenir una mayor pérdida de cabello, no se producirá un nuevo crecimiento de cabello en los sitios donde la foliculitis decalvante ha destruido los folículos pilosos.

Los tratamientos más utilizados para la folicultis decalvante son:

  • Antibioticos orales
  • Corticoides intralesionales o tópicos
  • Coticoides sistémicos
  • Retinoides orales
  • Sulfonas
  • Biológicos

Pronóstico

La foliculitis decalvante puede permanecer localizada en un área particular del cuero cabelludo o puede progresar a una afectación generalizada del mismo en el transcurso de meses o años. Esta enfermedad no afecta a otros sistemas de órganos ni pone en peligro la vida. El inicio de este trastorno antes de los 25 años y la duración prolongada se asocian con una mayor gravedad de la enfermedad.

El tratamiento temprano es fundamental para limitar la caída del cabello. La evolución después de un tratamiento satisfactorio es variable. Los pacientes pueden experimentar remisiones a largo plazo o recurrencias rápidas de la enfermedad. Estudios han evidenciado que después del tratamiento, el 39 por ciento de los pacientes logran la remisión sin la medicación, el 48 por ciento requiere un tratamiento continuo para el control de la enfermedad y el 13 por ciento no se controlan a pesar del tratamiento.

Abrir chat