Tratamiento para el acné

El tratamiento del acné es muy importante debido a que esta enfermedad de la piel puede dejar secuelas físicas y emocionales permanentes.

TRATAMIENTO PARA EL ACNE

GENERALIDADES

 El acné vulgar es un trastorno cutáneo de la piel que se caracteriza por la presencia de puntos negros, puntos blancos y espinillas.

Es la enfermedad de la piel más común en el Ecuador, de hecho  afecta al 85% de los adolescentes. No obstante, es un trastorno que puede afectar a pacientes de cualquier edad.

Existen tratamientos dermatológicos muy eficaces para el acné. Su primer objetivo es eliminar las lesiones activas mientras evita que nuevas espinillas se desarrollen.   

Además, los tratamientos dermo cosméticos pueden ayudar a reducir las cicatrices y las manchas en la piel causados por el acné.

 ¿CÓMO SE DESARROLLA EL ACNÉ?

 Hay cuatro eventos básicos involucrados en el desarrollo de lesiones de acné:

  • En primer lugar, existe una gran cantidad de células cutáneas a nivel de la desembocadura del folículo piloso. Estas células se combinan con el sebo (una sustancia aceitosa que lubrica el cabello y la piel). Dando como resultado, la presencia de un tapón en el folículo.
  • En segundo lugar, las glándulas sebáceas se agrandan durante la adolescencia y aumenta la producción de sebo. Es más, también aumenta el número de glándulas a nivel de cuello, pecho, la parte superior de la espalda y la parte superior de los brazos.
  • Debido al aumento de la producción de sebo existe un sobre crecimiento de una bacteria llamada Cutibacterium acnes que normalmente vive en la piel.
  • Finalmente, el crecimiento excesivo de bacterias produce una gran imflamación; dando como resultado la ruptura del folículo y la formación de un grano rojo y sensible.
 

CAUSAS DEL ACNÉ

Cambios hormonales 

Los cambios hormonales propios de la adolescencia  provocan que las glándulas sebáceas se agranden dando como resultado un aumento la producción de sebo. Es conocido que en la mayoría de las personas con acné, los niveles hormonales son normales, pero las glándulas sebáceas son muy sensibles a las hormonas y por esta razón se alteran.

Asimismo existen patologías menos frecuentes, donde los niveles hormonales se ven alterados como en el síndrome de ovario poliquístico (SOP)

A pesar de que el acné tiende a desaparecer entre los 30 y los 40 años, este puede puede persistir o desarrollarse por primera vez en la edad adulta.

El acné en la edad adulta afecta predominantemente a las mujeres, y puede que los brotes de esta enfermedad tengan relación con el periodo menstrual, al contrario el acné adolescente afecta predominantemente a los hombres. 

Cosméticos

El uso de cosméticos a base de aceite puede dejar como resultado el desarrollo de lesiones de acné, de igual forma los aceites y grasas de los productos para el cabello también pueden empeorar las lesiones cutáneas. 

Al contrario, los productos a base de agua o “no comedogénicos” tienen menos probabilidades de empeorar el acné.

Dieta

Probablemente hemos escuchado del rol que cumple la dieta en la producción del acné,  pero en realidad este mecanismo de producción es controvertido. 

Algunos estudios han encontrado asociaciones débiles entre el acné y algunos alimentos, sobre todo la leche de vaca, sin embargo,no hay pruebas sólidas de que la leche, los alimentos con alto contenido de grasa o el chocolate den como resultado brotes de acné.

Estrés

El  estrés psicológico probablemente puede empeorar el acné, ya que varios estudios realizados con estudiantes han evidenciado un empeoramiento del acné durante las evaluaciones académicas.

SÍNTOMAS

Las lesiones de acné se localizan sobretodo en aquellas áreas de la piel con glándulas sebáceas grandes y sensibles a la acción de las hormonas. Estas áreas son:

  • Cara
  • Cuello
  • Pecho
  • Región superior de la espalda
  • Hombros

 Pueden estar presentes uno o más tipos de lesiones activas, que incluyen:

  • Comedones cerrados : grano < 5 mm; liso; de color de la piel, blanquecinos  o grisáceos (imagen 1)

  • Comedones abiertos :  granos <5 mm con un orificio central abierto que contiene material queratósico de color  gris, marrón o negro (imagen 2)

  • Acné pápulo-pustuloso :

    • Pápulas:  granos rojos <5 mm de diámetro.

    • Pústulas:  pápulas con pus en la punta (imagen 3)

  • Acné nodular : pápulas grandes (≥ 5 mm) o nódulos (≥1 cm) localizados profundos en la piel, inflamados y  dolorosos (imagen 4)

TRATAMIENTO PARA EL ACNÉ

Si has aplicado productos para el acné de venta libre (sin receta), o tratamientos caseros durante varias semanas y no has obtenido mejoría, consulta con un especialista, ya que él podrá determinar cuál es el mejor tratamiento para tu caso.  

Antes de describir las opciones de tratamiento, es importante que  conozcas dos circunstancias en cuanto al tratamiento del acné:

Primero, debes saber que no existe un único  producto o medicamento que sea totalmente eficaz para el acné; es por ello, que siempre se recomiendan combinaciones de tratamientos. 

Y segundo, las lesiones del acné tardan al menos ocho semanas en desarrollarse por completo; por consiguiente, es necesario cumplir un esquema de tratamiento durante un mínimo de dos o tres meses antes de considerar si el tratamiento fue eficaz o no.

¿Cómo cuidar la piel con acné?

Los cuidados generales de la piel son un pilar importante en el tratamiento del acné.

Higiene de la piel  

  • Lávese la cara con un sustituto del jabón  y agua tibia (no caliente) no más dos veces al día.
  • No use toallas o esponjas vegetales; más bien, use sus manos para lavarse la cara, ya que asearse o restregarse vigorosamente puede empeorar el acné y dañar las capas superficiales de la piel.
  • No pellizque, apriete o restriegue las espinillas porque esto puede empeorar el acné y provocar manchas y/o  cicatrices. Además, puede causar que las lesiones se infecten.

Hidratantes

Algunos medicamentos usados contra el acné pueden causar resequedad y descamación, por tal motivo siempre es recomendable usar una crema hidratante para reducir las molestias. Los humectantes descritos como “no comedogénicos” tienen menos probabilidades de obstruir los foliculos pilosos y empeorar el acné.

Protección solar 

Algunos medicamentos orales utilizados para el acné como  los retinoides o las tetraciclinas pueden aumentar la sensibilidad de la piel a la luz solar. Por tal motivo, es necesario evitar la exposición excesiva y usar un protector solar con un FPS mínimo de 30 y de amplio espectro (contra luz UVA y UVB) antes de la exposición al sol.

Tratamiento para el acné no inflamatorio

El acné no inflamatorio se caracteriza por la presencia de puntos blancos o puntos negros; pero,  sin enrojecimiento o hinchazón de la piel. 

Retinoides

  • Los retinoides tópicos son el medicamento de elección para el acné no inflamatorio. 
  • Los principales representantes de este tipo de medicamentos son:  tretinoína,  tazaroteno y adapaleno.
  • Se aplican una vez al día; no obstante si los pacientes desarrollan irritación de la piel pueden aplicarse a días alternos hasta tolerar la aplicación diaria.
  • La mayoría de los retinoides están disponibles en forma de gel o crema. Las personas con piel grasa pueden preferir los geles ya que tienen un efecto secante, mientras que las personas con piel seca pueden usar una crema.
  • Los retinoides pueden causar irritación de la piel. Por lo tanto, los pacientes deben usar un protector solar con FPS de 30 o más antes de exponerse al sol.

Otros productos para el acné

Aquellos paciente  que no toleran los retinoides pueden salir beneficiados del uso de otros medicamentos tópicos, como ácido salicílico, ácido glicólico o ácido azelaico. Todos estos medicamentos pueden ser útiles para reducir el acné no inflamatorio; además, el ácido azelaico puede reducir las manchas producidas por el acné.

Tratamiento para el acné inflamatorio leve – moderado

 El acné de leve a moderado con algo de inflamación  se trata generalmente con retinoides tópicos, antibióticos tópicos o peróxido de benzoilo .

Una combinación de medicamentos tópicos: peróxido de benzoílo con un antibiótico y / o retinoide (p. Ej., adapalene), es más eficaz que el tratamiento con un solo agente.

Peróxido de Benzoilo

  • Debe ser aplicado  una vea al día.
  • Puede combinarse con un retinoide tópico.
  • En ocasiones el peróxido de benzoilo puede irritar y descamar la piel. Además, puede blanquear la ropa, las sábanas y el cabello.

Antibióticos tópicos 

  • Los antibióticos tópicos vienen en cremas o loción. 
  • Por su mecanismo de acción controlan el crecimiento de las bacterias responsables del acné y en consecuencia reducen la inflamación. 
  • Los principales son la eritromicina , clindamicina, dapsona y minociclina.

 

Tratamiento para el acné inflamatorio moderado – severo

Los pacientes con acné inflamatorio de moderado a severo , pueden verse beneficiados de antibióticos orales o un retinoide oral conocido como isotretinoína. Así mismo, las mujeres con frecuencia  se beneficiarán del tratamiento hormonal con anticonceptivos orales. 

Los antibióticos orales

  • Los antibióticos orales reducen el crecimiento de las bacterias responsables del acné. Sin embargo,  pueden tener efectos secundarios molestos, tales como malestar estomacal e  infecciones vaginales por hongos.
  •  Los  antibióticos orales más utilizados son doxiciclina , minociclina y sareciclina. Por otra parte, no se pueden utilizar durante el embarazo ni en niños menores de nueve años.

La isotretinoína oral 

  • La isotretinoina es un  potente retinoide que es extremadamente eficaz en el tratamiento del acné severo.
  • Cura o mejora significativamente el acné en la mayoría de los pacientes.
  • Es eficaz para tratar los tipos de acné más desfigurantes.
  • Se toma en forma de cápsula una o dos veces al día con alimentos durante varios meses y luego se suspende. Puede que el acné empeore al iniciar al tratamiento; es por ello que se administra en una dosis más baja durante el primer mes de terapia.

Efectos secundarios y riesgos

    1. A pesar de sus efectos positivos, la isotretinoína oral puede tener efectos secundarios graves y debe usarse con precaución. Tomar isotretinoína durante el embarazo puede provocar un pérdida espontánea o malformaciones potencialmente mortales . Por estas razones, existen reglas estrictas a cumplirse antes de recibir la medicación. 
    2. Durante el tratamiento puede producirse resequedad o descamación de la piel, dolor y agrietamiento de los labios, picazón, dolor muscular, hemorragias nasales, dificultad para usar lentes de contacto y sensibilidad al sol.
    3. Por otro lado, existe preocupación por la relación entre la isotretinoína y la depresión y el comportamiento suicida. Si bien no hay evidencia suficiente para concluir que este fármaco causa depresión o comportamiento suicida, los pacientes que toman isotretinoína deben informar a su dermatólogo sobre cualquier sensación de tristeza, depresión o ansiedad.
    4. De igual forma, la isotretinoína puede causar aumentos en los niveles sanguíneos de triglicéridos, daño hepático, pancreatitis y cambios en los recuentos sanguíneos.
    5. Finalmente, es importante saber que todos  estos efectos secundarios se pueden controlar sin suspender el medicamento, aunque eventualmente pueden ser peligrosos y requieren la suspensión del tratamiento.
    6. Nadie esta mejor calificado que su dermatólogo ya que él cuidará de ti pidiendo análisis de sangre periódicos para controlar el colesterol, los triglicéridos, la función hepática y los recuentos sanguíneos.

Terapia hormonal  

  • Los estrógeno puede ayudar a contrarrestar el efecto de los andrógenos (hormonas responsables del desarrollo del acné). Es por ello, que en ocasiones se recomienda el tratamiento con estrógenos en forma de anticonceptivos orales para mujeres con acné moderado o severo.
  • No todos los anticonceptivos orales deben usarse para el tratamiento del acné; ya que algunos pueden empeorarlo. Además, ciertos tipos de dispositivos intrauterinos (DIU) y algunos métodos anticonceptivos inyectables también pueden empeorar el cuadro.
  • La espironolactona es otro medicamento que se puede usar para tratar el acné en las mujeres ya que reduce los efectos de los andrógenos.
  • Es posible que los beneficios de las anticonceptivos orales y otros medicamentos hormonales no se noten hasta tres a seis meses después de iniciado el tratamiento. No se recomienda el tratamiento con medicamentos hormonales durante el embarazo.

Acné y embarazo   

Muchos tratamientos para el acné no son seguros durante el embarazo. Las mujeres que están embarazadas o que tienen la intención de quedar embarazadas deben considerar suspender todos los tratamientos para el acné. Si la terapia del acné se vuelve necesaria, analice las opciones con su dermatólogo.

 

Temas Relacionados

Abrir chat