Hongos en las Uñas

hongos en las uñas

Hongos en las uñas

La onicomicosis es una infección de la uña que hace que se vuelva gruesa o se vuelva blanca, amarilla o marrón. Es causada por diversos tipos de microorganismos conocidos como hongos.

Las infecciones por hongos ocurren en las uñas de los pies con más frecuencia que en las uñas de las manos. Por lo general, comienzan en el dedo gordo del pie y pueden afectar una o más uñas. Las personas que tienen una infección en las uñas de los pies también pueden tener una afección conocida como “pie de atleta” (una infección fúngica de la piel del pie). 

A los hongos les gusta crecer en lugares cálidos y húmedos. Las personas que nadan o cuyos pies sudan mucho pueden tener una mayor probabilidad de contraer una infección por hongos en las uñas.

Síntomas

Los síntomas de una infección por hongos son uñas:

  • Blancas, amarillas o marrones
  • Gruesas, deformes o separadas de la piel
  • Frágiles
  • Dolorosas

Las infecciones por hongos en las uñas no suelen provocar problemas graves a largo plazo. Sin embargo, en algunas personas que tienen diabetes o cuyos cuerpos tienen problemas inmunológicos, la infección de las uñas puede hacerlas más propensas a contraer otras infecciones.

Diagnóstico

Por lo general, tu dermatólogo pueden saber si tienes una infección mediante la historia clínica y el exámen visual. Pero para asegurarse, podrían enviarlo al laboratorio para que tomen una pequeña muestra de la uña. De esta forma se puede confirmar el diagnóstico; es más, se puede determinar qué tipo de hongo causa la infección.

Tratamiento

El tratamiento depende, en parte, de la gravedad de la infección y de qué tanto te molesta. Si la infección es leve o no te molesta mucho, puedes optar por no tratarla. Es probable que una infección de uñas no tratada no desaparezca, pero probablemente tampoco cause ningún problema a largo plazo.

Cuando los pacientes prefieren recibir tratamiento, generalmente se trata de medicamentos denominados “antimicóticos” . Estos medicamentos se toman por vía oral o se colocan en la uña.

El tratamiento con tabletas suele durar algunos meses. Algunos pacientes necesitarán hacerse análisis de sangre; ya que, estos medicamentos se metabolizan en el hígado.

Si no puedes tomar pastillas antimicóticas, tu dermatólogo te propondrá otras opciones de tratamiento. Estos pueden incluir el uso de un medicamento en crema o laca o una cirugía para extraerla.

Antes de iniciar cualquiera de estos tratamientos, debes saber que:

  • Pueden pasar varios meses hasta que la uña vuelva a verse normal.
  • Existe la posibilidad de que el tratamiento no funcione. Es posible que la infección no mejore o que reaparezca. Si ocurre alguna de estas cosas, su médico puede probar otras opciones.
Abrir chat