ALOPECIA FRONTAL FIBROSANTE

Alopecia frontal fibrosante

Alopecia Frontal Fibrosante

Es una forma de calvicie cicatricial y autoinmune que elimina el cabello de forma permanente a nivel frontal y temporal. Por esta razón, la frente se torna amplia y parece que los pacientes estuvieran usando una diadema. Ocurre con mayor frecuencia en mujeres posmenopáusicas, pero cada vez más afecta a hombres y mujeres premenopáusicas.

Causas

Los factores que contribuyen a la aparición de la alopecia frontal fibrosante siguen sin estar claros. No obstante, se han propuesto una variedad de eventos causales, entre los cuales están:

Síntomas

La pérdida de pelo se manifiesta en la región frontal, justo por encima de la frente y las patillas, aunque también puede afectarse las cejas,  el pelo de la zona de la nuca e incluso el vello corporal. 

El cabello es sustituido por tejido cicatricial, de tal forma que parece que el pelo retrocede dejando una frente mucho más amplia. Además, es típico que puedan aparecer “granitos” similares al acné en la cara; también, es frecuente que se marquen las venas de la frente.

En algunos pacientes esta pérdida de pelo suele acompañarse de picazón o sensación de ardor local; por lo cual,  se suele observar cierto enrojecimiento y descamación en los cabellos comprometidos.

Este tipo de alopecia tiene una evolución impredecible; ya que en algunos pacientes progresa lentamente durante unos años; mientras que en otros tiende a estabilizarse espontáneamente.

Diagnóstico

Se puede sospechar de alopecia frontal fibrosante con los datos obtenidos en la historia clínica y en el examen físico; sin embargo, siempre será necesaria una biopsia para confirmar el diagnóstico.

Por lo general los pacientes presentan una recesión progresiva de la línea del cabello a nivel de la frente en forma de diadema. Además, existen algunas características adicionales que apoyan el diagnóstico:

  • Paciente posmenopáusica
  • Signo de “cabello solitario”
  • Enrojecimiento y descamación
  • Picazón, hormigueo, ardor o sensibilidad en el cuero cabelludo
  • Pérdida parcial o total del vello de las cejas.
  • “Granitos” faciales

La ausencia de una o más de estas características de apoyo no excluye un diagnóstico de FFA.

La dermatoscopia puede ser una herramienta complementaria útil para identificar hallazgos característicos. 

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento de la alopecia frontal fibrosante es la estabilización de la enfermedad (cese de la progresión de la caída del cabello). Los efectos beneficiosos adicionales incluyen la resolución de otros signos de actividad de la enfermedad,  como la comezón, dolor, ardor, enrojecimiento y descamación. No se espera que vuelva a crecer el cabello perdido. 

Los medicamentos que han evidenciado mayor eficacia en la alopecia frontal fibrosante son:

  1. Fármacos antiandrógenos
  2. Microinyecciones de corticoides
  3. Minoxidil
  4. Retinoides orales
El trasplante capilar puede ser una opción en aquellos pacientes con una alopecia frontal fibrosante controlada, estabilizada y  sin signos de inflamación. 
Abrir chat